El hogar se convierte también en el lugar de trabajo de muchxs habitantes urbanxs en situación de pobreza, especialmente mujeres

Hero Image
Meenaben at work in her home
Published Date
By
Marty Alter Chen

En todo el mundo, antes de la pandemia de la COVID-19, 260 millones de mujeres y hombres generaban productos o suministraban servicios desde sus hogares o cerca de ellos, con un 86 % (224 millones) en países en desarrollo y emergentes, y un 14 % (35 millones) en países desarrollados. Durante la pandemia de la COVID-19, una cantidad innumerable de trabajadorxs (principalmente con empleos de oficina) comenzaron a trabajar desde el hogar de manera remota por Internet. 

Hay diferencias importantes entre las personas que trabajaban tradicionalmente en domicilio y quienes lo hacen ahora como novedad. Las diferencias están en el tipo de trabajo (profesional y administrativo, en contraposición con manufactura intensiva en mano de obra y servicios sencillos), en la clase social (clases media y alta, en contraposición con clase trabajadora) y en la vivienda (hogares de mayor tamaño en vecindarios de clase media, en contraposición con hogares pequeños en vecindarios de bajos ingresos o asentamientos informales).

La diferencia principal, no obstante, es que muchxs de estxs “viejxs” trabajadorxs en domicilio perdieron su trabajo y sus ingresos durante la recesión por la pandemia de la COVID-19, debido a que se redujo la demanda de sus productos y servicios, mientras que lxs “nuevxs” trabajadorxs en domicilio continúan haciéndolo y cobrando. En comparación con otrxs trabajadorxs en empleo informal, lxs “viejxs” trabajadorxs en domicilio sufrieron las mayores reducciones en su trabajo e ingresos y tuvieron una menor capacidad de recuperación durante la recesión por la pandemia. Un estudio longitudinal liderado por WIEGO sobre el impacto de la recesión por la pandemia de la COVID-19 en lxs trabajadorxs en empleo informal, llevado a cabo en 11 ciudades de todo el mundo, determinó que lxs trabajadorxs en domicilio sufrieron la mayor reducción de trabajo e ingresos durante el pico de aislamientos y restricciones de abril de 2020 y tuvieron una menor capacidad de recuperación para mediados de 2020 en comparación con lxs trabajadorxs del hogar, lxs vendedorxs  ambulantes/comerciantes de mercado y lxs recicladorxs. Para mediados de 2021, entre el 80 % y el 90 % de los tres otros grupos había podido reanudar el trabajo, en comparación con el 65 % de lxs trabajadorxs en domicilio. 

Debe observarse que la recuperación en los ingresos fue menor que la recuperación en el trabajo para los cuatro grupos, tanto a mediados de 2020 como a mediados de 2021 y que mermó el ahorro en todos los grupos, lo que profundizó el endeudamiento.

La recesión por la pandemia de la COVID-19, además de tener un impacto desproporcionado sobre lxs trabajadorxs en empleo informal (en particular sobre lxs trabajadorxs en domicilio), expuso y exacerbó los problemas estructurales que enfrentaba dicho sector antes de la crisis. En el caso de lxs trabajadorxs en domicilio, las principales problemáticas incluyeron la mala calidad, la inseguridad y el tamaño reducido de sus hogares (que se convirtieron además en sus lugares de trabajo), la falta de servicios de infraestructura básica para los hogares convertidos en lugares de trabajo, el acceso poco seguro a los pedidos de trabajo (en el caso de personas subcontratadas) y a compradores o clientes (en el caso de personas autoempleadas) y condiciones desfavorables de empleo o comercio.

A fin de resaltar los desafíos que enfrentan lxs “viejxs” trabajadorxs en domicilio y los esfuerzos para enfrentar dichos desafíos, la red de WIEGO encargó documentación del trabajo del Fideicomiso de Vivienda Mahila, institución hermana de la Asociación de Mujeres Autoempleadas (SEWA, por su sigla en inglés) de la India, para favorecer la permanencia y suministrar servicios de infraestructura básica, agua, electricidad y saneamiento a hogares en asentamientos informales, incluyendo hogares que también funcionan como lugar de trabajo, y encargó además un mapa de la dispersión de lxs trabajadorxs en domicilio de Delhi, India, que demostró los vínculos con los parques industriales y con los mercados mayoristas que les externalizan trabajo.

Documentación del trabajo del Fideicomiso de Vivienda Mahila

El Fideicomiso de Vivienda SEWA Mahila (MHT) trabaja hace más de 25 años para mejorar la calidad de los hogares en los asentamientos informales de las ciudades de la India. Las intervenciones del MHT tienen como objetivo promover el acceso al agua, a la electricidad y al saneamiento a escala para los grupos familiares, mejorar el diseño y de la disposición de los hogares para necesidades específicas de trabajo y almacenamiento, favorecer la permanencia en las colonias de reasentamiento de Delhi y, más recientemente, incidir para una mejor y más segura conectividad del transporte a los asentamientos en situación de pobreza de Ahmedabad, acciones con efectos amplios para el bienestar y la productividad económica de lxs trabajadorxs en domicilio.

El MHT utiliza tres estrategias entrelazadas para hacer que los entornos domiciliarios sean más seguros, más saludables y más productivos. Las tres estrategias son: 1) mejorar el entorno físico, 2) promover la eficiencia energética y la resiliencia climática, y 3) incorporar las necesidades de lxs trabajadorxs en domicilio en los planes y en las políticas de las ciudades. 

MHT uses three interlinked strategies for making home-based environments safer, healthier, and more productive. These are: 1) improving the physical environment, 2) promoting energy efficiency and climate resilience, and 3) incorporating the needs of the home-based workers in city plans and policies. 

Meenaben es una de las trabajadoras en domicilio que reciben el respaldo del MHT para mejorar sus condiciones de vida y de trabajo. Vivía con su familia en una casa con poca luz natural y un techo de chapa que se calentaba durante el verano y goteaba cuando llovía. Esto dañaba sus materias primas y productos terminados, lo que impedía que tomara más trabajo debido a la preocupación de que podía arruinarse. A lo largos de los años, y con el respaldo del MHT, Meenaben instaló un nuevo techo con paneles solares para obtener electricidad y construyó una sala para guardar sus materiales. Después de trabajar con el MHT como líder comunitaria desde 2004, ahora interactúa con el gobierno local para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de otras personas de su comunidad.

Mapas de dispersión de trabajadorxs en domicilio de Delhi

La geografía o espacialidad de los lugares de residencia y de trabajo en la ciudad de lxs trabajadorxs en empleo informal es muy importante para la incidencia sobre las políticas. En virtud de su iniciativa de Ciudades Focales, el equipo de Delhi de WIEGO documentó extensamente las maneras en que los hogares individuales y, en general, los asentamientos informales donde viven lxs trabajadorxs se convierten también en sus espacios de trabajo. Junto con la Organización Colaborativa de Diseño Social, destacaron distintos aspectos del trabajo en domicilio en los mapas de dispersión del trabajo en domicilio en toda el área de Delhi, con la indicación de las tipologías de los asentamientos (asentamientos precarios y bastis, poblaciones urbanas, colonias de reasentamiento y asentamientos sin autorización), de la densidad de la forma de construcción y de dónde se ubican los proveedores y compradores más cercanos (mercados mayoristas y parques industriales). También profundiza en microescala para indicar el flujo del trabajo y de los productos a nivel de cada vecindario, y los muchos problemas que enfrentan las trabajadoras debido al tamaño pequeño y a la falta de servicios básicos de los hogares donde trabajan.

La historia de Savda Ghevra, una colonia de asentamiento sobre el límite occidental de Delhi, es un ejemplo de los desafíos para la subsistencia de las personas en situación de pobreza cuando son desalojadas y desplazadas del centro de la ciudad a la periferia.. Quienes residen en Savda Ghevra, en su totalidad personas en situación de pobreza y provenientes de la ciudad, fueron reubicadas repentinamente en 2006 en esta alejada área de reasentamiento donde la vivienda, el transporte y la infraestructura física debieron hacerse desde cero con la ayuda del MHT.

HomeNet Internacional es una federación global de 36 organizaciones de trabajadorxs en domicilio de 20 países con una cantidad total de 600 000 miembros. Estos recursos están diseñados para respaldar a los afiliados de HomeNet Internacional y a lxs trabajadorxs en domicilio de otras organizaciones mediante la incidencia para una permanencia segura y para que haya servicios de infraestructura básica, como electricidad y otras fuentes de energía, en sus hogares devenidos lugares de trabajo.

Para obtener más información y los recursos mencionados en nuestra página web dedicada al hogar como lugar de trabajo, haga clic aquí.

Para hallar la documentación del trabajo del MHT, preparada por City Collab, consultora con base en Ahmedabad, haga clic aquí.

Para hallar los recursos preparados por WIEGO Ciudad Focal Delhi y la Organización Colaborativa de Diseño Social, haga clic aquí: El hogar como lugar de trabajo y La construcción de Savda Ghevra: una historia de reasentamiento en Delhi.


Foto principal: Meenaben trabaja en su hogar. Créditos: MHT
Informal Economy Topic
Occupational group
Temas de la economía informal
Lenguage