EXPERIENCIA DEL SINDICATO UNICO DE LA AGUJA SUA DE URUGUAY

Conversación realizada el 23 de Abril entre Flor de Liz Feijoo (Secretaria General del SUA) y Laura Morillo (ORP WIEGO)

In English

El Sindicato Unico de la Aguja SUA de Uruguay fue creado en 1901 y organiza trabajadores del sector de la confección. El sindicato está afiliado al Plenario Intersindical de Trabajadores - Convención Nacional de Trabajadores - PIT-CNT. 

Flor de Liz Feijoo, Secretaria General del SUA, cuenta que el 13 de Marzo cuando se anunció que el corona virus había llegado al Uruguay, la Comisión de la Mujer “Rosita Iglesias”* del SUA decidió empezar a hacer las primeras mascarillas reutilizables  (“barbijos o tapabocas”) en el Sindicato. Se hicieron consultas a la Facultad de Medicina y Salud Ocupacional de la Universidad en Montevideo para poder seguir los criterios de elaboración de las mismas.

Making masks

Making masks

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Making masksMaking masks

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 19 de Marzo se empezó a difundir esta labor del Sindicato Unico de la Aguja a través de la televisión. Las primeras 30 000 mascarillas se hicieron para el Sindicato de Policías de Montevideo.

Interview
https://www.youtube.com/watch?reload=9&v=cotvhBMZfw8&feature=youtu.be

También el SUA ha donado unas 3800 máscaras para aquellos que no tienen los recursos para comprarse una, por ejemplo niños de albergues, personas que sufren de cáncer, enfermos, etc.

Máscara infantil
Mascarilla para un orfanato de niños

Poco a poco empezaron a llegar pedidos de otras instituciones, por ejemplo, el Poder Judicial que primero hizo un pedido de 6000 mascarillas y luego pidió 20 000 mascarillas descartables (para utilizar en los juicios y audiencias). Posteriormente, la Intendencia Municipal de Montevideo IMM  hizo un convenio por 20 000 mascarillas y luego un segundo convenio por 100 000.

Interview
Puedes encontrar el video de la entrevista ( 21 de Abril de 2020 ) en este link: https://www.subrayado.com.uy/im-comenzara-entregar-tapabocas-gratuitos-montevideo-n622147

La Vice Presidenta de la República de Uruguay se comunicó personalmente con Flor de Liz Feijoo para agradecer por la labor de las compañeras y pedir que se hagan máscaras para los parlamentarios.
La Fuerza Aérea también ha pedido que el SUA elabore 300 kits (túnicas quirúrgicas, mascarillas, zapatos, gorra).

El dia de hoy, 23 de abril de 2020, hay 60 trabajadoras en domicilio (4 ubicadas en la sede del SUA y 56 trabajando desde sus hogares ubicados en Artigas, El Salto, Departamento 33 y Barrios) elaborando mascarillas (tanto lavables como desechables).

Flor de Liz Feijoo destaca que el SUA ha prestado especial atención para que las compañeras puedan recibir un salario por el trabajo que realizan. Cada trabajadora en domicilio elabora 100 barbijos mínimo por día. El valor de cada barbijo es de 15 Pesos Uruguayos. Eso quiere decir que cada trabajadora en domicilio recibe 1500 Pesos Uruguayos por día. Haciendo que los ingresos mensuales de las compañeras alcancen el salario mínimo del sector.

Las trabajadoras en domicilio se han organizado por localidad. Hay una encargada de recibir los pedidos y repartirlos entre las trabajadoras en domicilio. Diariamente se producen 2500 en Artigas, 2500 en El Salto, etc. Las mascarillas producidas son enviadas por encomienda en bus. Un encargado del SUA recoge todas las encomiendas en la estación central de buses y las lleva al SUA para que puedan prepararse las entregas.

Dada la difusión del trabajo del SUA a través de la televisión, muchas trabajadoras en domicilio están llamando al SUA para unirse a la labor de hacer máscaras. El SUA siempre ha tenido muy clara su labor en favor de la sociedad. Una de sus actividades ha sido la de participar en el Programa de Capacitación en la cárcel para la reinserción social de los presidirarios. Flor de Liz menciona: “En estos momentos estas personas tienen la posibilidad de trabajar y ayudar a la sociedad”.

Flor de Liz Feijoo menciona: “Para nosotros esta crisis marca un antes y un después para el SUA y los trabajadores en domicilio. Ahora se está demostrando que los trabajadores en domicilio cumplen una labor importante, pueden ser proveedores del Estado y empresas, y pueden recibir salarios justos.”

Rosita Iglesias fue una compañera del SUA que cosió desde Uruguay ropa para niños y combatientes durante el periodo de la guerra civil española. Flor de Liz llegó a conocer a Rosita Iglesias. Siempre fue un ejemplo de solidaridad y compañerismo.

Also available in English.

Language