La URGENTE necesidad de dudar sobre el compromiso de Senegal de garantizar los medios de subsistencia de lxs recicladorxs

Hero Image
A waste picker in Mbeubeuss
Published Date
By
Maguette Diop

"Na Barr", que significa "acelerado" en wólof, la lengua más hablada de Senegal, es el lema de la respuesta del país a la COVID-19. La reestructuración del vertedero de Mbeubeuss, donde más de 2000 personas se ganan la vida, forma parte de esta "aceleración" y, a pesar del compromiso del presidente de escuchar las reivindicaciones de lxs recicladorxs, estxs trabajadorxs se quedarán atrás si no se lxs incluye en el proyecto.

El Proyecto para la Promoción de la Gestión Integrada y la Economía de los Residuos Sólidos (PROMOGED) busca mejorar la gestión de los residuos sólidos en el país y, como parte de ello, reestructurar y, eventualmente, cerrar el vertedero de Mbeubeuss en Dakar. El PROMOGED está financiado por el Banco Mundial, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), y forma parte del programa gubernamental de basura cero.

El 24 de junio de 2021, durante el lanzamiento oficial del proyecto, el presidente de la República, Macky Sall, intentó tranquilizar a lxs recicladorxs del vertedero, que se habían movilizado y exigían ser incluidxs. Les dijo: "Quiero asegurarles a lxs recicladorxs que trabajan en el vertedero que sus intereses serán tenidos en cuenta plenamente, particularmente garantizando su participación en la gestión de los residuos y asegurando que sus condiciones de trabajo cumplan con las normas de higiene, salud, seguridad y protección. Este es un proyecto que llevo en el corazón y que forma parte del Plan Senegal Emergente".

Este compromiso de la máxima autoridad política es muy importante en el contexto de transformación del vertedero que se está llevando a cabo. Sin embargo, no aporta garantías: ¿cuál es la capacidad del proyecto para apoyar la inclusión de más de 2000 recicladorxs en un nuevo modelo de gestión de residuos que no se basa en el sistema existente y que tampoco considera los roles que lxs recicladorxs desempeñan en él? Ya deberíamos estar planificando e implementando, dentro de Mbeubeuss y por fuera de él, un sistema inclusivo, gradual y transitorio de apoyo para abordar los cambios que se avecinan, garantizando la máxima seguridad para todxs lxs trabajadorxs.

Mbeubeuss se inauguró en los años 70 y cubre una superficie de 115 hectáreas. El plan consiste en rehabilitar el relleno sanitario de Mbeubeuss y transformar una parte del mismo en un centro de separación, transferencia y recuperación de materiales reciclables, y reducir la superficie a 30 hectáreas. El resto del espacio se destinará a espacios de ocio y deporte, siguiendo el ejemplo de los vertederos de Túnez y Argel.

Pese a estas amenazas a sus medios de subsistencia, lxs recicladorxs, a través de su organización llamada Bokk Diom, están demostrando su capacidad de resiliencia y adaptación aportando respuestas que deben ser consideradas en el modelo propuesto de recuperación de residuos, teniendo en cuenta la dimensión socioeconómica del proyecto.

Bokk Diom está creando una cooperativa con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de WIEGO, para mejorar sus prácticas operativas y sus habilidades técnicas y para beneficiarse de los regímenes de seguridad social. WIEGO también está trabajando con Bokk Diom para identificar las áreas potenciales en las que lxs recicladorxs podrían participar dentro de la cadena de gestión de residuos tras la reestructuración del vertedero.

Del mismo modo, gracias a la reciente colaboración con la federación sindical más importante de Senegal, la Confederación Nacional de Trabajadores Senegaleses (CNTS), la organización tiene la intención de crear el primer sindicato nacional de recicladorxs para obtener el reconocimiento de su ocupación y derechos laborales.

Mouhamadou Wade, secretario general de Bokk Diom, me habló sobre la determinación de lxs recicladorxs para asegurar sus medios de subsistencia: "Cada día que pasa nos hace creer firmemente que somos nosotrxs quienes debemos y podemos cambiar el rumbo del proyecto, nadie más".

Todo ello debe concientizar a lxs responsables de la toma de decisiones, a los servicios técnicos, a las autoridades locales, a los sindicatos, a las cooperativas y a las ONG sobre los efectos perjudiciales de la negligencia respecto del conocimiento de las poblaciones desfavorecidas, en este caso lxs recicladorxs. Esta situación hace que sea necesario volver a examinar las razones y los objetivos de las nuevas políticas de protección ambiental en Senegal, para que las partes interesadas ocupen un lugar central en su gestión. La estrategia de sostenibilidad debería basarse en la coordinación e integración de lxs recicladorxs en las estrategias de desarrollo local y nacional para promover enfoques colaborativos en la prestación de servicios, especialmente en el sector de los residuos, un área que fue identificada como una prioridad de desarrollo.

En resumen, el gobierno debería reconocer a lxs recicladorxs como parte de la solución al problema recurrente de la gestión de residuos en Senegal y debería priorizar su inclusión en cualquier plan para el futuro.


Foto principal: Una recicladora que lleva 16 años trabajando en Mbeubeuss. Ocho personas dependen de sus ingresos. Foto: Marta Moreiras
Región
Occupational group
Lenguage