Cuatro estrategias para integrar a los recicladores y recicladoras en las ciudades del futuro

Sonia Dias Tue Feb 28, 2017
Occupational Groups: Waste Pickers
Topics: Cities

En el Día Internacional de los Recicladores y Recicladoras, Sonia Dias, de WIEGO, nos relata las experiencias que han funcionado y los retos pendientes

En los últimos años, la población recicladora ha logrado avances significativos en la consecución de un mayor reconocimiento como agentes ambientales y económicos clave. Su trabajo de recolección de materiales reciclables de las calles de las ciudades y de mantener limpios los espacios públicos, particularmente en los países en desarrollo, tiene un costo mínimo para los presupuestos municipales, pero representa una parte significativa en la gestión, reciclaje y eliminación de residuos sólidos. Y hoy en día, los recicladores, muchos de los cuales son mujeres, ya no son sólo una peculiaridad de los países en desarrollo; cada vez más, forman parte del tejido urbano en países desarrollados como Francia, Italia, Estados Unidos y otros.

A medida que estos trabajadores logran mayor voz y visibilidad, los formuladores de políticas están comenzando a reconocer sus contribuciones a la economía urbana y al medioambiente, especialmente en los países donde los trabajadores son más visibles a través de sus organizaciones con base de miembros (OBM). Con ocasión del Día Internacional de los Recicladores y Recicladoras, presentamos cuatro estrategias clave con las que OBM de todo el mundo han mejorado y protegido sus medios de sustento.

 

# 1 Las OBM pueden crear puestos de trabajo y mejorar los ingresos

En muchas ciudades de países en desarrollo se han formado organizaciones de recicladores y recicladoras que están luchando por su integración en los esquemas de gestión de residuos. Al hacerlo, complementan de forma cooperativa los sistemas formales de gestión de residuos sólidos, basándose en la recuperación de materiales reciclables.

Por ejemplo, en países como Brasil, Colombia, Argentina e India, la presencia de cooperativas fuertes ha permitido la creación de empleos y, en muchos casos, una fuente de ingresos decente para sus miembros. Por ejemplo, cuando el sindicato KKPKP, de recicladores de Pune (India), creó la cooperativa SWaCH, los trabajadores pudieron ofrecer servicios de recolección de residuos al municipio, lo que protegió los medios de sustento de miles de recicladores en la ciudad.

En Belo Horizonte, Brasil, la creación de cooperativas de recicladores en la década de 1990 ayudó a establecer un acuerdo social por el cual este grupo de trabajadores se integró en tanto proveedor de servicios en los programas municipales de segregación en origen. Recientemente, la ciudad se ha comprometido a ampliar esta larga relación con las cooperativas y ha contratado a recicladores no sólo como proveedores de servicios en la recolección de materiales reciclables, sino también como educadores comunitarios en su campaña de divulgación.

 

# 2 Las victorias legales asientan el derecho al trabajo

Dado el constante hostigamiento que sufren los y las recicladoras y la tendencia hacia la privatización a favor de grandes empresas, establecer una base legal en torno al derecho al trabajo es una estrategia importante para preservar estos medios de sustento.

En Bogotá, Colombia, la población recicladora ha adoptado exitosamente estrategias legales para defender su derecho al trabajo. Luchó por sus derechos comerciales y defendió a la vez la preservación de sus medios de sustento como un derecho humano. También lograron que la Corte Constitucional (abril de 2009) se pronunciara a su favor, otorgándoles derechos consuetudinarios de acceso, clasificación y reciclado de materiales recuperables. Si bien han encontrado muchos obstáculos en la implementación de estas victorias legales, la existencia de una organización fuerte ha permitido alcanzar una victoria histórica: la remuneración por sus servicios por parte de la municipalidad. Bajo este programa, se le paga a este grupo de trabajadores 87 000 pesos colombianos, de manera bimestral, por tonelada de materiales reciclables recuperados y registrados en los centros de pesaje autorizados. A este pago se suman los ingresos que obtienen por la venta de materiales a precios de mercado.

 

# 3 Las infraestructuras y el apoyo social aportan inclusión y dignidad

La población recicladora, como todos los trabajadores en empleo informal, debería tener acceso a protección social y a unas condiciones de trabajo saludables y seguras. Las infraestructuras adecuadas y los centros de cuidado infantil tienen un papel clave para sus medios de sustento, especialmente para las mujeres.

En Buenos Aires, Argentina, han logrado el apoyo municipal para atender las necesidades de sus hijos e hijas con la creación de guarderías especiales. La ciudad también proporciona la infraestructura necesaria para clasificar e incluye a los trabajadores en el programa de segregación en origen.

 

# 4 Trabajar por la igualdad de género empodera a las recicladoras

A pesar de la creciente fuerza de las mujeres en la profesión del reciclaje, siguen siendo objeto de discriminación, se les impide el acceso a funciones de liderazgo, cargan con el cuidado infantil, no tienen acceso a los materiales de mayor valor y ganan menos que sus homólogos masculinos. Sin embargo, se han alcanzado algunos logros prometedores en torno a la igualdad de género.

Se realizaron recientemente talleres de capacitación sobre género con miembros de cooperativas en Brasil y Sudáfrica que dieron a las mujeres un espacio para expresar sus preocupaciones e intereses en torno a la igualdad de género en el lugar de trabajo y les han permitido aumentar su participación política.

 

Mejorar los medios de sustento significa mejorar las condiciones de vida

Estas OBM han logrado progresos significativos en el establecimiento sistemas de gestión de residuos sólidos inclusivos y leyes progresistas. Como resultado, han demostrado que concentrarse en estas cuatro áreas puede catalizar cambios positivos para los recicladores mediante:

  1. Protección de los ingresos: Los y las recicladoras que se integran en la recolección puerta a puerta de residuos/materiales reciclables u otros servicios tienen ingresos mensuales estables. 
  2. Mejorando el bienestar: La integración en los sistemas de gestión de residuos sólidos permite mejorar las condiciones de trabajo (uniformes, carros especialmente diseñados y cubos para la recogida de residuos, espacios de clasificación, etc.). En algunos casos, sus hijos pueden tener acceso a servicios de guardería o a solicitar becas de estudios. 
  3. Expansión de activos: En algunas ciudades, este grupo de trabajadores tienen acceso a ayudas de vivienda o acceso a crédito para la adquisición y/o mejoras de vivienda.

 

A pesar de los avances, persisten retos importantes

Aunque la población recicladora contribuye a la ciudad en tanto proveedora de servicios de recolección de residuos (domésticos/reciclables), al medioambiente al fomentar el reciclaje y como actores económicos clave que alimentan al mercado con materias primas secundarias, vale la pena destacar que sus medios de sustento están constantemente amenazados. Las políticas de exclusión afectan a sus ganancias, tales como las inspecciones arbitrarias, las licencias o tasas, la confiscación de materiales, las dificultades para acceder a los materiales de desecho y la estigmatización. La falta de permiso para circular en ciertos espacios urbanos es una amenaza común que afecta a sus fuentes de ingresos. Por ejemplo, en el Estudio de Monitoreo de Economía Informal, los recicladores mencionaron que no se les permite el acceso a ciertas áreas y, en algunos casos, se ven obligados a abandonarlas antes de sufrir algún tipo de represalia o reprimenda. Todas estos factores afectan negativamente a sus medios de sustento y exacerban aún más su exclusión social.

 

Las preocupaciones clave de los y las recicladoras, en sus propias palabras

Recientemente, algunos líderes se reunieron en Belo Horizonte, Brasil, en Expocatadores, el evento del Movimiento Nacional de Recicladores de Brasil, y allí expusieron los principales desafíos en torno a sus medios de sustento. Un líder de la asociación Amelior destacó el poco apoyo que reciben en Francia y su criminalización. Contó que París está planeando la construcción de un nuevo incinerador lo cual pondrá en riesgo sus ya frágiles medios de sustento. Los líderes de Argentina y Chile hicieron hincapié en la importancia de la implementación de un marco legal inclusivo. Los trabajadores y trabajadoras colombianas destacaron su batalla permanente por mantener el acceso a los materiales reciclables ya que el lobby de las grandes corporaciones supone una amenaza constante a sus medios de sustento a pesar de haber implementado algunas políticas progresistas.

 

De cara al futuro: Fortalecer a las OBM es fundamental

A pesar de todas las amenazas, las OBM de recicladores en empleo informal han sido muy hábiles para abordar la exclusión social y económica de sus miembros, contribuyendo así a la reducción de su vulnerabilidad. Mediante la puesta en común de activos colectivos y el fortalecimiento de su voz tanto económica como políticamente a través de las OBM, este grupo ocupacional puede tratar de mejorar sus canales de participación en el diálogo social.

Por ejemplo, en algunos países, están participando en diálogos sobre políticas, foros y observatorios de políticas. En Brasil, el Movimiento Nacional de Recicladores (MNCR) forma parte del Observatorio para el Reciclaje Inclusivo (ORIS), junto con universidades y ONG que apoyan colectivamente su movimiento cooperativo con investigaciones y desarrollo de capacidades para asistir en los diversos procesos en los que están implicadas. También se están produciendo avances significativos en Turquía, donde los recicladores, con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo y otros aliados, han logrado celebrar dos talleres en 2016 con funcionarios de diferentes niveles para conseguir apoyo para su joven organización. Como dice un reciclador turco, "estamos listos para organizarnos en cooperativas, contamos con aproximadamente 2000 miembros en Ankara". 

Como dijo Silvio Ruiz, un líder reciclador de Colombia, la población recicladora está luchando para que su voz sea escuchada, para organizarse e influir en las políticas. En este Día Internacional de los Recicladores y las Recicladoras, exhorto a los gobiernos a construir un ambiente normativo y regulatorio que sea favorable a sus organizaciones para que puedan continuar cumpliendo su papel en la creación de puestos de trabajo y la protección del medioambiente.

 

* Para hacer constar nuestra preocupación por el potencial ocultamiento de la desigualdad de sexos que se presenta a nivel discursivo, y de realizar textos cuyos contenidos sean accesibles para toda nuestras audiencias, en nuestras publicaciones haremos un desdoblamiento de los sustantivos al principio para denotar que nos referimos tanto a hombres como mujeres, y a partir de entonces, de no existir alternativas, seguiremos las reglas gramaticales del español y recurriremos al uso de genéricos masculinos en el plural.

 

To read in English, see here.

 

Foto: Juan Arredondo/Getty Images Reportage